viernes, 19 de agosto de 2011

La funciones del cuerpo

Dormido, evaporado y puro. Por dentro contenido, tan real y callado. Absorbido por el sueño, un brillo encerrado le tintinea debilmente en las pestañas. Me quedo a mirar.

Las funciones básicas del cuerpo continúan su ritmo orgánico, el paso de la vida silencioso. El calor de los órganos, la tensión circulatoria de la sangre caliente, el estómago y los intestinos calientes, el cerebro palpitante y caliente. Y arropado por la piel, ligeramente caliente y viva. Continúa la órbita celeste imperturbable rodeándole.

Duerme, sueña interminablemente un círculo sin memoria ni rastro de poesía. Se vierte por el ombligo en posición fetal hasta acabarse. Las funciones del cuerpo continúan mucho tiempo después, a veces para siempre. El amor es mudo, incombustible. El sol en el espacio

No hay comentarios: